Globo Petén: Más Ligero que el Viento

El día de hoy los cielos estaban completamente cubiertos por nubes, debido a la humedad del área que poco a poco ha ido concentrándose con la entrada de los sistemas de alta presión que pronostican los meteorólogos del país. Esta situación es favorable para nuestros vuelos en globo, pues las nubes impiden que el calor del sol llegue a la superficie para crear corrientes termales.

Despegando de nuevo desde El Remate

El viento y su misterioso movimiento se originan del intercambio de calor que recibe de la energía solar, derivado del principio físico de que el aire caliente es menos denso que el aire frío, y como consecuencia, tiende a elevarse sobre este último. Ésta es la razón por la que un globo aerostático logra levantarse sobre la tierra y volar. Cuando el aire que se encuentra dentro de la envoltura del globo es significativamente más caliente que la temperatura del aire en el ambiente, pierde tanto peso que el globo aerostático, junto con los pasajeros que van en él, se vuelve más ligero que el viento y se eleva sobre él, buscando una altura a la cual la densidad del aire del ambiente sea tan baja como la del aire que se encuentra dentro la envoltura del globo.

El bello Lago Petén Itzá

Cuando el sol sale durante el día, su energía solar calienta la superficie de la tierra, provocando que el aire que se encuentra cerca de ella se caliente y pierda densidad, elevándose para que viento más pesado descienda a la superficie, creando corrientes termales verticales que producen turbulencia. Es por esto que volamos el globo a la hora del amanecer, cuando el sol aún no ha comenzado a calentar la superficie, y las corrientes del viento son estables y horizontales. Asimismo, cuando el cielo se cubre de nubes, se dificulta el paso de la energía solar, por lo que la tierra tarda más tiempo en calentarse, y en consecuencia, el viento permanece más tiempo calmado durante la mañana.

Un lindo acercamiento a nuestro globo en pleno vuelo

Aprovechando las condiciones climáticas, inflamos el globo de nuevo en las tierras de El Remate, acompañados de Xavier, Anaité y Juliza, del Hotel Camino Real Tikal, para enseñarles el globo y los magníficos recorridos que realizamos con él en el área de Petén. La gente de El Remate se encontraba el día de hoy esperando el vuelo del globo, y varias personas salieron a nuestro paso a ser testigos de su levantamiento. Ya somos conocidos por los lugareños de acá.

Fotografía espectacular de Winky viéndose al espejo

Durante el vuelo, atravesamos la Laguna de Sal Petén con un viento tan calmado que el reflejo del globo apareción perfectamente en el agua, lo que nos permitió tomar unas fotografías espectaculares del globo y su reflejo. En definitiva, Winky es un gigante coqueto y muy fotogénico. Asimismo, nos topamos nuevamente con los malhumorados monos, quienes molestos por el sonido de nuestros quemadores, que los despertaron temprano nuevamente esta mañana, nos aullaron algunos insultos que recibimos con muestras de sincera y sonriente disculpa por haberlos despertado.

La parte más angosta de la Laguna de Sal Petén

Después de 1 hora y media en el aire, aterrizamos al norte de la Laguna de Salpetén, en las tierras de un amigo, y procedimos a desinflar y empacar la envoltura del globo, desinstalar los quemadores y desarmar la canasta, para meter el equipo de nuevo a nuestro carretón y salir triunfantes del lugar. Terminamos en el Hotel Camino Real Tikal con nuestros amigos, en donde celebramos con un brindis con champán al puro estilo de los globistas de antaño, y fuimos invitados a desayunar unos deliciosos omelettes con frijoles, y a degustar un delicioso bircher muesli, una receta especial hecha de avena, yoghurt, manzana rallada, nueces, cáscara de limón rallado, banano y fresas. En fin, no hay mejor forma de terminar un viaje en globo que con una copa de champán, un exquisito desayuno y una agradable conversación.

Nos permitimos una fotografía artística de nuestro globo en la laguna

Sobrevolando las árboles de la selva

Antes de aterrizar, terminando de atravesar la Laguna de Salpetén

Así se veía el cerro Cahui el día de hoy

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s